/
nosotros
Quinta de las Flores es un hotel familiar construido en el sitio de unos antiguos baños públicos del siglo 17. Alejado del ruido y ajetreo pero a una corta distancia del centro de Antigua, este es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de una experiencia realmente memorable.
Con una vista espectacular de los volcanes y rodeado de jardines exuberantes llenos del sonido de los antiguos baños, ahora convertidos en fuentes, el hotel ofrece a sus visitantes la oportunidad de relajarse en uno de sus cuartos o casitas, así como en la piscina, restaurante, sala exterior y área de juegos para niños.
Con el fin de ofrecer una experiencia guatemalteca genuina, se ha tenido mucho cuidado con la calidad y detalle de la decoración. Se pueden apreciar telas y muebles autóctonos, así como arte folclórico, siempre con un toque de humor que hacen que este hotel sea realmente único.